Los 4 elementos fundamentales en la gestión de un distrito de riego

Los distritos de riego y drenaje denominados en Colombia distritos de adecuación de tierras, han venido  contribuyendo a través de la historia con la productividad rural, sin embargo existen inconvenientes para su consolidación como núcleos de producción competitiva, por lo cual  es necesario referirnos a la gestión integral, señalando cuatro elementos fundamentales para que la gestión de un distrito de adecuación de tierras sea exitosa.

La ley 41/93 establece que la adecuación de tierras es la construcción de obras de infraestructura destinadas a dotar un área determinada con riego, drenaje o protección contra inundaciones, con el propósito de aumentar la productividad del sector; en el proyecto de  ley que se tramita en el congreso, que modifica esta ley, se amplía este concepto, al señalar que la adecuación de tierras, aporta al desarrollo rural e incorpora además de la construcción de infraestructura, actividades para mejorar la productividad agropecuaria, teniendo en cuenta los ordenamientos territorial, ambiental, productivo y social de la propiedad y con fundamento en la gestión integral del recurso hídrico.

El mencionado proyecto de ley señala el  primer elemento fundamental en la gestión Integral en un distrito de adecuación de tierras, la Planeación y gestión del territorio, cuando hace referencia a los ordenamientos, lo cual implica un desarrollo local y regional sostenible, que refleje la cultura, la proyección social, política y económica de un territorio en el que está ubicado  un distrito de riego; por ello se debe ir más allá de la consolidación de planes exigidos por ley, debe existir un proceso participativo real de las instituciones y la sociedad civil para una verdadera proyección del desarrollo local.

Un segundo elemento es la Asociatividad, la gestión de un distrito de riego  debe ser liderada por las organizaciones de productores, estas deben ser el reflejo del compromiso y participación de todos los miembros en  agronegocios claramente definidos. Al interior de las organizaciones  se debe promover el desarrollo humano, así como involucrar a la familia, incentivar a los jóvenes y que la mujer tenga una participación real en la dinámica de la gestión.

La Gestión del conocimiento es el tercer elemento, aunque intangible, indispensable en la gestión integral de un distrito de adecuación de tierras,  tiene que ver con adquirir conocimientos, crear capacidades intelectuales, reingeniería de procesos e innovación, al interior de las organizaciones e instituciones, en este sentido el acceso a la información, análisis permanente de la misma, desarrollo de habilidades de las personas, contribuye a la proyección de la actividad económica en el área del distrito de riego.

Finalmente el quinto elemento es el  Financiamiento Integral, es necesario contar con recursos, de los productores, del sector público, del sector privado. Definitivamente las inversiones en adecuación de tierras requieren  apoyo del Estado, los pequeños y medianos productores no tienen la capacidad económica para asumir la totalidad de los costos de la infraestructura. Los procesos de planificación presupuestal tanto de los entes territoriales y la Nación deben señalar claramente las fuentes de financiamiento de esta tipo de inversiones, los mecanismos que se establezcan deben permitir el acceso a todos y teniendo en cuenta que los recursos son insuficientes, un mecanismo adecuado pueden ser las convocatorias, para que participen  los posibles beneficiarios, a través de reglas establecidas con anterioridad.

Obviamente existen más elementos que intervienen en un proceso exitoso de la gestión en los distritos de riego, pero la planeación y gestión del territorio, la asociatividad, la gestión del conocimiento y el financiamiento, de cierta forma abarcan muchos aspectos que proyectan la sostenibilidad para un desarrollo rural en el área donde se proyecta o existen distritos de riego y drenaje.

Deja una respuesta